Marta Fernández Calvo - Héroes

Portfolio

Marta Fernández Calvo

Arte en la raíz

El tiempo se suspende. El espacio se cancela. Las magnitudes nucleares cristalizan mientras chocan contra la carnalidad del despojado paisaje del Jubera, azotado por el viento canicular. La materia del estío, el aire incandescente donde vuelan las manos de Marta Fernández Calvo dibujando las palabras donde intenta explicar lo inexplicable. Traducir lo intangible.

Habla de sí misma saltando del presente al futuro sin descuidar lo relevante, la auténtica dimensión de su arte misterioso, indescifrable. Porque en realidad sus criaturas, las intervenciones que procura domar (interpretar, tal vez), indagan sobre el tiempo suspendido y el espacio cancelado. Bucean alrededor de su propio enigma, la clase de material que se enrosca en un bucle travieso, infinito. Que siempre retorna al territorio de toda la vida. El pasado. La raíz.

La raíz de esta artista sensible e ingeniosa se esconde en su propia biografía. La cueva donde reposa el vino, el agua vigilada por la luna llena, la voz familiar. La promesa de un mañana encerrado en el ayer cuyo itinerario traza sin mapa. Marta Fernández Calvo se deja guiar por la brújula de sus sentidos. Y alumbra una obra cuya sustancia auténtica requiere del espectador un esfuerzo semejante: le ruega en silencio que viaje con ella de regreso a su raíz genuina, al corazón de sus intuiciones. El artista es olfato y es oído, le susurra a Marta el viento del mediodía en el valle del Jubera. El milagro culmina.