Portfolio

julian-lacalle

Julián Lacalle

Todo estará en los libros

(Logroño)

Dos adolescentes leen absortas en un banco de la Glorieta, parapetadas ambas tras sus melenas y sus novelas. Todo está en sus libros. El caserón del Instituto Sagasta abre su vientre a tres extraños, un trío de antiguos alumnos que cruzan por el asombroso maderamen de la Biblioteca y toman asiento. Uno de ellos pide la palabra. Hablará de libros, lectores, libreros; hablará acariciando el lomo de un imponente volumen que duerme en su regazo y dibujará arabescos en el aire con un lápiz Staedtler como batuta. Hablará del porvenir y hablará del panorama que observa desde el puente de mando, hablará sobre todo lo que ha dejado, todo lo que será: todo estará siempre en los libros.

julian-lacalle-2

El editor Julián Lacalle habla poseído por un entusiasmo contagioso, la mirada febril, la emoción a punto de desbordarse cuando traza proyectos, recuerda sus avatares, sonríe mientras ingresa como un fantasma en las estanterías imponentes del primer piso y desaparece en el sueño donde duermen miles de ejemplares, un océano amniótico de donde le rescata la poderosa voluntad de editar. Editar: ejercer de médium, de comadrona. Alumbrar ideas que a menudo sólo volaban por el aire y materializarlas. Ver cómo aterrizan en el regazo de las ninfas adolescentes que un día leerán en sus bancos de la Glorieta cómo ser feliz en el infierno, cuál es la diferencia entre importante y contingente, en qué consiste la vida de un hobo americano. El corazón de un libro bombea tinta; el corazón de un editor se alimenta de aquello a lo que no podemos renunciar: la pasión de leer. La esperanza de que siempre habrá alguien leyendo al otro lado del espejo.

footer generico larioja.com