Jaime Llerins - Héroes

Portfolio

Jaime Llerins

Esa luz

Habitante del universo teatro, como él mismo precisa, Jaime Llerins deambula en efecto por el planeta entre bambalinas. Discreto, eficaz y tan lúcido como el discurso que desgrana desde la antigua Sala Rex, donde descuellan su condición de archivo ambulante y su pertenencia al linaje de los artistas cazadores, los cazadores que no esperan: los que van de puntillas hacia su presa, oculta en un atardecer o en un fotograma que parecía olvidado pero que de repente Llerins procesa antes de su penúltimo truco de magia: esa luz.

Esa luz que ilumina nuestras conciencias, esa luz que sus palabras sitúan ya en el escenario de nuestras vidas. Las tablas de un remoto lugar en la India o de un rincón de una isla italiana. Las tablas de la Sala Rex, allí donde se opera un prodigio común que no mitiga su grandeza: donde se hace carne y se hace verbo cuanto una vez se le ocurrió a este caballero con aire corsario y voz profunda cuyas manos se emplean para enmarcar una idea, subrayar algún hallazgo verbal y regresar a ese mismo punto de no retorno de donde todo surgen: la magia. La magia de la luz. Que nos hace mejores y más libres.